Compartir artículo

ORGANIZACIONES 4.0

MAÑANA SERÁ TARDE

Por Administrador | Publicado el 11 de julio de 2020

Para definir lo que llamamos Organizaciones 4.0 o la “IV Revolución Industrial” repasemos la historia:

La 1ra Revolución Industrial fue el proceso de transformación económico y social que se inició en el siglo XVIII en Gran Bretaña y que se extendió luego a todo el mundo. Caracterizada fundamentalmente por el paso de una economía rural basada en la agricultura a una economía urbana industrializada y mecanizada. Hitos como los grandes talleres de la industria textil, la extracción y utilización del carbón, el descubrimiento de la máquina de vapor, el desarrollo de los ferrocarriles y más adelante el motor de combustión interna fueron generadores de un progreso tecnológico sin precedentes.

La 2da Revolución Industrial se refiere a los cambios socioeconómicos interrelacionados que se produjeron aproximadamente entre 1870 hasta 1914. Los cambios técnicos siguieron ocupando una posición central, junto a las innovaciones técnicas concentradas, esencialmente, en nuevas fuentes de energía como el gas, el petróleo o la electricidad; nuevos materiales y nuevos sistemas de transporte (avión, automóvil y mejoradas máquinas a vapor) y comunicación (teléfono y radio) indujeron transformaciones en cadena que afectaron al factor trabajo y al sistema educativo y científico; al tamaño y gestión de las empresas.

La 3ra Revolución Industrial conocida como Revolución Tecnológica, fue un proceso multipolar liderado por EEUU, Japón y la UE, que comienza a mediados del siglo XX y se la asocia al concepto de Sociedad de la Información. Se asienta sobre las nuevas tecnologías de  información y comunicación y las innovaciones que permiten el desarrollo de energías renovables.

La 4ta Revolución Industrial que inicia a comienzos del siglo XXI. Se considera que la Inteligencia artificial es la base en la que se apoya esta transformación, íntimamente relacionada con la acumulación creciente de grandes cantidades de datos “big data”, el uso de algoritmos para procesarlos, y la conexión masiva de sistemas y dispositivos digitales.

 

Bajo este paradigma aparece el concepto de Organizaciones 4.0  concepto que fue desarrollado desde el 2010 por el gobierno alemán para describir una visión de la fabricación con todos sus procesos interconectados mediante Internet de las cosas (IoT).

Consiste fundamentalmente en la digitalización de los procesos industriales por medio de la interacción de la Inteligencia Artificial (IA) con las máquinas y la optimización de recursos enfocada en la creación de metodologías comerciales. Esto, por su puesto, incidirá de manera más concreta en el modo de hacer negocios.

La organización 4.0 fusiona digitalmente disciplinas garantizando la “satisfacción del cliente” y la “personalización de servicios”

Lo que ofrece es:

  1. Capacidad de adaptación constante a la demanda
  2. Servir al Cliente en una forma mucho más personalizada
  3. Adoptar un servicio post venta uno a uno con el cliente
  4. Diseñar, producir y vender productos y servicios en menos tiempo
  5. Añadir servicios a los productos físicos
  6. Crear series de producción más cortas y rentables
  7. Aprovechar la información desde múltiples canales que permiten analizarla y explotarla en “tiempo real” 

Sintetizando: Automatización, conectividad, información digital y accesibilidad digital al cliente.

 

Qué pasa en nuestro País?

Las organizaciones 4.0 son, sin lugar a dudas, una transformación global y las empresas que no lo acepten tendrán serias dificultades en los años venideros. En nuestro país tan solo un 30% de las empresas han implementado o tienen planes de implementar acciones tendientes a convertirse en una organización 4.0. Esta situación parece ser similar a muchos países de nuestra región.

La pandemia del Covid 19  por un lado ha agravado la posición de infinidad de pymes y complicado seriamente a muchas grandes organizaciones, pero por otro ha mostrado que la opción digital ya no es una opción sino una necesidad . Está claro que, en este tema más que nunca, aquellas pocas que se estaban preparando para este cambio saldrán mucho mejor paradas de esta amenaza.

Ahora es muy importante entender que para formar parte de esta corriente mundial no basta con automatizar un proceso, o desarrollar un excelente sistema de comunicación. Un asistente virtual en la recepción no implica que seamos una organización 4.0 o tendamos a ello. Como muchos otros cambios trascendentes en la historia se requiere en este caso que las personas, y los líderes especialmente, este preparados para llevarlo a cabo, ya que será necesario una transformación que abarca tanto cambios físicos y operativos como gestión y capacidades blandas en toda la organización.

Una encuesta a directivos de empresas muestra que el 70% considera que el mayor desafío para lograr este cambio es contar con personal capacitado; y le siguen, la incertidumbre por el retorno económico y la resistencia al cambio.

Para los que hemos charlado con tantos dueños de pymes es tan común escuchar: “… es un riesgo invertir en estos desarrollos frente a la crisis de supervivencia que vivimos…” En realidad pocos son los que se dan cuenta que el riesgo es justamente no invertir en esta transformación.

En nuestra experiencia, muchos directores, ejecutivos y dueños de empresas consideran el tema y señalan la importancia de este cambio a nivel global, pero cuando se les pregunta qué  acción han tomado en ese sentido aparecen solo excusas y explicaciones (sin dudas valederas) de por qué aún no las han llevado a cabo.

Muchos de estos ejecutivos me recuerdan el viejo chiste del empedernido jugador de carreras de caballos que desconsolado y en la ruina se encuentra a un genio que le otorga un deseo, “quiero tener en domingo el diario del lunes” dice el jugador, y así ocurre. Después de las carreras el genio encuentra al jugador devastado y sin un peso. “que te ha ocurrido?” pregunta el genio, llorando responde el jugador “ganaba todas las carreras, apostaba todo lo que ganaba al ganador de la siguiente y así hasta que en la última carrera alguien me dió un dato, una “fija” de un caballo que no podía perder y le aposté todo a él

Estamos tan acostumbrados a manejar el “dato” del día a día que se nos ha hecho una costumbre, ha automatizado una respuesta y no nos permite ver con claridad hacia donde se dirige esta corriente. 

Agilonline no tiene el diario del lunes, pero tiene un grupo de especialistas capacitados en las distintas áreas de una empresa para ayudar a la suya a transitar este paso para convertirla en una organización 4.0 y descubrir que se puede tener:

  • Mayor productividad y mejor gestión de recursos
  • Tomar decisiones más eficientes basadas en tiempo real
  • Procesos productivos integrados y optimizados
  • Comunicación directa con los clientes y las organizaciones
  • Reducción de los tiempos de fabricación
  • Reducción del porcentaje de defectos

Esperamos su consulta para ampliar estos y otros beneficios de la transformación de su empresa.

Muchas gracias

Equipo de Agil@nline

5.00 avg. rating (91% score) - 1 vote
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Confían en nosotros